¿Te acercas a los 40 años? No te preocupes, no necesariamente te diriges hacia una crisis de la mediana edad.

Spread the love

Pasar de los 40 no será tu fin, ni mucho menos. La mayoría de las personas que superan esta edad confiesan sentirse mucho más activas, maduras y centradas en alcanzar sus objetivos.

Así que, posiblemente te acerques a vivir tus nuevos veintes con mucha más experiencia, y disfrutando al máximo de las pequeñas cosas de la vida. 

Sin embargo, para que todo marche viento en popa, es importante que estés al tanto de los cambios hormonales propios de la edad. A continuación, encontrarás cuáles son esos fenómenos que ocurren en las mujeres a los 40 años.

Cambios hormonales en la mujer de 40 años

Después de superar la línea de los 40 es común notar algunos cambios, que son causados por las hormonas. Acá te mencionamos los más notables:

  • Variación del estrógeno, Durante la etapa de inicio de la menopausia, los niveles hormonales fluctúan. Esto causa cambios en los ciclos de la menstruación. Además, son las principales causas de la degeneración de la densidad ósea, por lo que se índica fortalecer los huesos, por medio del entrenamiento; así como ingerir calcio (1000 mg/día). Otros riesgos de la caída del estrógeno es la aparición de enfermedad cardiaca, a causa de la pérdida de elasticidad y la acumulación de tejido abdominal.
    Ovulación irregular: La irregularidad de ovulación dificulta la fecundación. Por tal motivo, más de dos tercios de las féminas de esta edad tienen inconvenientes para concebir. Además, los riesgos en las que quedan embarazadas son muchos, entre ellos destaca: el aborto espontáneo, defectos morfológicos de nacimiento, bajo peso, entre otras.
  • Cambios de humor y calentones: Los calentones y sofocos están a la orden del día en este periodo. Es común que te sorprendas por los sudores nocturnos, y los cambios de humor. Por otro lado, la irritabilidad, y la depresión también pueden aparecer en la etapa denominada perimenopausia.

Síntomas de los cambios hormonales en mujeres de 40 años.

Los cambios que enfrentamos las féminas después de los 40 años, traen un sinfín de síntomas físicos y emocionales, que vale la pena destacar:

Síntomas físicos

El síntoma físico más común es la variación en los ciclos de la menstruación. En esta etapa se puede experimentar sangrado abundante, períodos irregulares, calambres intensos, mayor o menor duración y cambios en la frecuencia. La intensidad, la duración y la frecuencia de los síntomas varían de una persona a otra. A continuación, te mencionamos otros de los síntomas que prevalecen:

  • Trastornos y alteraciones del sueño
  • Dolores de cabeza
  • Aparición de algunas arrugas
  • Disminución de la lubricación natural de la vagina.
  • Aumento de peso y localización de grasa en áreas especificas
  • Caída del pelo.
  • Problemas de retención de líquidos en el cuerpo
  • Piel reseca
  • Calorones y sudoración fuera de lo habitual. 

Síntomas emocionales 

Todos estos síntomas físicos además se acompañan de manifestaciones emocionales, que se pueden notar por la aparición de:

  • Aumento de la ansiedad
  • Olvidos y fallas en la memoria a corto plazo
  • Confusión
  • Dificultad para concentrarse en variadas tareas
  • Cansancio
  • Cambios de ánimo y humor.
  • Mal humor.

Aunque todas estas sintomatologías son propias de la edad, pueden ser sopesadas. Ante cualquier cambio que notes, lo mejor es visitar a un especialista, con el fin de que te recete el tratamiento adecuado, para que disfrutes de esta maravillosa etapa, sin preocuparte, por los malestares. 

Tratamientos para los cambios hormonales

Existen muchos tratamientos para reducir las molestias causadas por las variaciones de los niveles hormonales. Te mencionamos algunos de ellos:

  • Medicamentos para el equilibrio hormonal: El desajuste hormonal puede tratarse con medicamentos. Existen fármacos que reducen significativamente todos los síntomas de la menopausia. 
  • Bloqueadores de la hormona masculina: Estos medicamentos se les conoce como anti-andrógenos. Su efecto es positivo para minimizar el acné, y la caída de cabello.
  • Suplementos de origen natural: Aunque la efectividad de algunos de ellos no se encuentra científicamente comprobada. Su acción es muy recomendada por algunas personas para tratar los malestares de la edad. Los componentes seguros de estos tratamientos también te podrán ayudar:  sofocos, irritabilidad, ansiedad y trastornos del sueño.

Los síntomas producidos por las fluctuaciones de los niveles hormonales no tienen por qué afectar tu calidad de vida. Ante cualquier molestia, solo debes acudir al médico, el cual te recetará el tratamiento ideal para mejorar tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Characters: 0 Words: 0 Word Limit: 200 Comment Limit: 3